La emoción decide y la razón justifica

  • Roberto Aguado Romo
Palabras clave: Inteligencias múltiples, Vinculación Emocional Consciente, emoción, aprendizaje.

Resumen

Hasta hace muy poco tiempo la inteligencia se consideraba algo innato e inamovible. Gardner define la inteligencia como una capacidad. La capacidad o la incapacidad no es por lo tanto un concepto negativo en sí. Gardner desarrolla una buena clasificación para distribuir a la población, sin que tenga que ser etiquetada de inferior o superior, pero no satisface la imperiosa necesidad del ser humano de poder salir de su capacidad específica y trasladar esta habilidad a otras áreas para llegar a dominar otros territorios para los que no tiene tanta predisposición en los primeros momentos del aprendizaje. Con el modelo de Vinculación Emocional Consciente damos salida a esta circunstancia.

Biografía del autor/a

Roberto Aguado Romo

Psicólogo Especialista en Psicología Clínica.

Especialista Europeo en Psicoterapia.

Presidente del Instituto Europeo de Psicoterapias de Tiempo Limitado. Director del Master en Psicoterapia de Tiempo Limitado y Psicología de la Salud. Autor de Terapia de Interacción Recíproca. Autor de Vinculación Emocional Consciente. Autor de ES EMOCIONANTE SABER EMOCIONARSE. 2014 EOS. Madrid.

Cómo citar
Aguado Romo, R. (1). La emoción decide y la razón justifica. Padres Y Maestros / Journal of Parents and Teachers, (357), 15-19. Recuperado a partir de https://revistas.comillas.edu/index.php/padresymaestros/article/view/3292