Educadores de corazón. Inteligencia emocional como elemento clave en la labor docente

  • Natalio Extremera Pacheco Universidad de Málaga
  • Lourdes Rey Peña Universidad de Málaga
  • Mario Pena Garrido UNED
Palabras clave: Inteligencia emocional, profesorado, beneficios, bienestar, enseñanza.

Resumen

Este artículo revisa los beneficios que la inteligencia emocional puede alcanzar en el campo de la docencia. Subraya la idea de que para tener alumnos emocionalmente inteligentes es necesario dotar a los educadores con estrategias y formación específicas en habilidades emocionales. Se destacan las principales áreas en las que la inteligencia emocional del educador supondría un beneficio en el aula, las cuales redundarán, en último término, en los alumnos, como por ejemplo, la mejora de los resultados académicos y un mayor bienestar social y emocional.

Biografía del autor/a

Natalio Extremera Pacheco, Universidad de Málaga

Profesor Titular de Universidad. Es co-director del Máster de Inteligencia Emocional de la UMA. Experto en sistemas de medición y desarrollo de programas de intervención en inteligencia emocional. Autor de numerosas publicaciones sobre Inteligencia Emocional en el ámbito educativo y, especialmente, sobre su papel en el ámbito docente.

Lourdes Rey Peña, Universidad de Málaga

Profesor contratada doctora en la Universidad de Málaga. Miembro de investigación en proyecto nacional sobre inteligencia emocional en el profesorado. Autora de numerosas publicaciones sobre Inteligencia Emocional y fortalezas psicológicas en el ámbito educativo y de la salud.

Mario Pena Garrido, UNED

Profesor contratado doctor en la Universidad Nacional de Educación a Distancia. Es Coordinador General del Practicum del Máster en Formación del Profesorado. Autor de varias publicaciones sobre Inteligencia Emocional en el ámbito educativo.

Sección
Una mirada sobre educación