[1]
M. E. del Moral Pérez, «Aportaciones y riesgos de los videojuegos», PYM, n.º 331, pp. 12-16, 1.