[1]
A. Sánchez Bello, «Los libros de texto y la legitimación de la desigualdad», PYM, n.º 298, pp. 15-17, 1.