Pasión y virtud en la moral cartesiana

Raquel Lázaro

Resumen


Es central la importancia de Descartes en el origen de la filosofía moderna. El método y el cogito inauguran un modo nuevo de pensar. En ocasiones, se considera la moral cartesiana como una aportación de orden menor; sin embargo, ¿era ese el puesto que le concedía Descartes? Éste entiende que la filosofía está íntimamente relacionada con la necesidad de encontrar una guía práctica para el transcurrir cotidiano de la acción. La virtud y las pasiones están presentes en la moral cartesiana, pero cobran un sentido nuevo. El virtuoso para Descartes es el hombre generoso, no el prudente. En el orden de la acción concede un papel fundamental a las pasiones, a diferencia de los estoicos. Nos proponemos mostrar cómo se relacionan los conceptos apuntados con los de «buena voluntad» y «soberano bien» en la moral cartesiana, pues entendemos que la parte práctica de la filosofía era preocupación principalísima en Descartes, así como en el resto de los filósofos modernos.


Palabras clave


Descartes, virtud, pasión, moral, buena voluntad, soberano bien, hombre generoso

Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.




Licencia Creative Commons
Revista Pensamiento (ISSN impreso: 0031-4749 / ISSN digital: 2386-5822) editada por Universidad Pontificia Comillas se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported
 

Revista Pensamiento

Universidad Pontificia Comillas

Departamento de Filosofía, Humanidades y Comunicación | Facultad de Ciencias Humanas y Sociales

Universidad de Comillas, 3-5 - 28049 Madrid

Tel. +34 91 734 39 50 | E-mail: pensamientodireccion@gmail.com