La época de lo efímero

  • Luis González-Carvajal Santabárbara

Resumen

Si algo caracteriza nuestro entorno exterior es el cambio; más aún, el cambio rápido, vertiginoso. Nuestras relaciones con las cosas –utensilios, instrumentos de trabajo, ropa y vestido, alimentos– son radicalmente distintas a las que establecieron nuestros padres con su entorno exterior. Tanto que afectan, y no de cualquier manera, a nuestras relaciones interpersonales, haciéndolas cada vez más cambiantes y, posiblemente, menos satisfactorias. El hombre de hoy está en permanente tránsito. Un tránsito que le dificulta vivir con relativa calma su vocación y le obliga a discernir continuamente para alejarse del politeísmo de los valores, del relativismo y nihilismo y acabar siendo él mismo.
Publicado
2018-11-27
Sección
Artículos