Obesidad mórbida en la Administración española

  • Jesús Sanjosé

Resumen

Aunque según los datos oficiales, el número de funcionarios superaba en España en enero de 2010 los 3,2 millones de personas, mucho nos tememos que el número es mayor, pues si son fácilmente contables los funcionarios directos de los tres niveles de la Administración —central, autonómica y municipal— es casi imposible establecer con exactitud la cantidad de funcionarios y asimilados que están ocupando cargos similares en otras instituciones oficiales. La Administración en general ha generado una inmensa pléyade de parafuncionarios, de difícil cuantificación, en entes autónomos, institutos oficiales, agencias especializadas, misiones de cooperación exterior, programas de formación, inserción o rehabilitación y en los nuevos observatorios sociales, tales como el de la violencia de género, el de la corrupción o del fraude fiscal.
Publicado
2018-11-27
Sección
Editorial