En Euskadi siempre hay que comenzar de nuevo

  • Joseba Arregi

Resumen

La percepción de la sociedad vasca como una realidad profundamente compleja condujo en 1979 a definirla mediante un pacto estatutario, el Estatuto de Gernika. El desarrollo estatutario conducido durante treinta años por el PNV, ha llevado a la sociedad vasca a un callejón sin salida: a la ruptura del orden constitucional desde el interior mismo del orden constitucional. El acuerdo entre el PSE y el PP, tras las elecciones de marzo de 2009, lejos de presentarse como un frente antinacionalista, pone las bases para retomar el mismo acuerdo sobre el que se asienta la sociedad vasca.
Publicado
2018-11-27