Judicialización de la política y politización de la justicia

  • Jesús Sanjosé

Resumen

Para que exista en la práctica el Estado de Derecho, es imprescindible que, además de que se establezca en la Constitución, exista una efectiva separación de poderes, en la que el Ejecutivo (gobierno), el Legislativo (parlamento) y el Judicial (jueces y tribunales) sean mutuamente independientes. En España, aunque se reconoce la independencia de los tres poderes, se suceden actuaciones que cuestionan seriamente dicha independencia. En unos casos, como en la ley de partidos, se acusa al Ejecutivo de judicializar la política, es decir, de servirse del poder judicial para ejecutar su línea política y anular las concurrentes. En otros casos, como en la elección de vocales de los altos órganos de la judicatura, se acusa a los jueces de politizar la judicatura. En el fondo, ambas acusaciones son la misma: la de que el poder Ejecutivo ejerce predominio sobre el poder Judicial.
Publicado
2018-11-27
Sección
Editorial