Suspensos en lengua

  • Jesús Sanjosé

Resumen

Dentro de las sociedades evolucionadas de occidente tenemos asegurado que al menos una vez al año la educación se convierte en noticia: esto ocurre cuando se difunden los resultados de las pruebas que periódicamente se hacen a los muchachos y muchachas de quince años. En efecto, una organización independiente de los gobiernos, la OCDE, cada cierto tiempo, somete a una muestra significativa de alumnos de los países que lo solicitan a una serie de pruebas que con el paso del tiempo han logrado una alta fiabilidad. Con los resultados se elaboran informes (anuales y trienales) que se remiten a los gobiernos de los países participantes con el fin de que cuenten con datos fiables a la hora de valorar sus políticas educativas. Estos datos, una vez que pasan a la opinión pública, dan lugar a todo tipo de lecturas e interpretaciones. Aunque en Razón y Fe nos hayamos ocupado ya en anteriores ocasiones del tema, a la vista de los comentarios a los resultados de la última evaluación, queremos poner a consideración de nuestros lectores algunas reflexiones sobre un tema de tanta importancia como es el de la comprensión lectora.
Publicado
2018-11-27
Sección
Editorial