Gestión privada de la sanidad pública

  • Jesús Sanjosé

Resumen

Uno de los grandes logros del Estado de bienestar fue conseguir una amplia cobertura sanitaria tanto para los trabajadores como para sus familias. El Estado social de derecho, continuador del Estado de bienestar, trata de mantener aquel logro, proporcionando una amplia cobertura sanitaria que llegue a todos los ciudadanos. En España, siendo una apreciación generalizada que la cobertura general de los servicios sanitarios públicos es buena, no resulta raro encontrar quejas sobre la forma de prestar los servicios. A la vista de estas quejas, diferentes administraciones de diferente color político se esfuerzan por mejorar las prestaciones, no dudando en buscar nuevas fórmulas. Entre ellas se van imponiendo formas diferentes de concertación con entidades privadas. Como antes lo fue en educación, cada vez resulta más frecuente este tipo de convenios y, como ocurre en educación, también se dejan oír en sanidad múltiples voces que entienden que se están privatizando servicios públicos básicos.
Publicado
2018-11-27
Sección
Editorial