Religión e ideología en el yihad

  • Jesús Sanjosé

Resumen

Los atentados islamistas que tuvieron lugar, simultáneamente, en Marruecos y Argel el 11 de abril de 2007 sacudieron la opinión pública española a la que se le reapareció el fantasma de la tragedia del 11 de marzo de 2004. Los atentados fueron reivindicados por Al Qaeda, igual que los del 11–S y los del 11–M. Al Zawahiri, número dos de Al Qaeda, inmediatamente después de estos atentados, recordó que España es el Al–Andalus irredento, la tierra de la que fueron expulsados por la fuerza de las armas. Esta advertencia, viniendo de quien viene, es una amenaza en toda regla y da argumentos a quienes piensan que la retirada de Iraq pudo ser condición necesaria, pero no es condición suficiente para preservar a España y a Occidente del terrorismo islamista.
Publicado
2018-11-27
Sección
Editorial