Propuestas para mejorar la gestión eclesial

  • Lluis Oviedo Torró

Resumen

Hace años que se percibe en varios ambientes y medios de la sociedad española una imagen negativa de la Iglesia católica, una especie de actitud desengañada e incluso hostil en la que concurren varios motivos. Entre otras cosas emerge una vez más una vieja tradición anticlerical, típica del ambiente liberal y de izquierdas desde el siglo XIX en la Europa católica. A ello se suman formas de enfrentamiento cultural típicas de las sociedades avanzadas, y divergencias de calado en tomo a algunos principios morales. Desde ese punto de vista, se podría afirmar que las actitudes antieclesiales forman parte de la identidad moderna de las sociedades que se han configurado a partir de una masiva presencia católica, como es el caso español o italiano. Seguramente hay algo más que eso: asistimos al avance de tendencias seculares, que no son explícitamente de rechazo a las propuestas o valores cristianos, sino simplemente de indiferencia hacia ellos: en ese ambiente la cuestión eclesial se vuelve simplemente irrelevante, deja de ser significativa.

Publicado
2006-12-01
Sección
Artículos