Superarse y quemarse

  • Nicole Aubert

Resumen

La exigencia cada vez mayor de competitividad económica y el culto de los récords llevados al extremo, en una sociedad en la que poco a poco se han ido disipando las fuentes de trascendencia religiosa o ideológica, invitan a pensar que nos encontramos ante la emergencia de una nueva forma de religión: la religión del récord («performance») y la autosuperación. Estos dos conceptos parecen indisolublemente ligados: el primero engloba al segundo. Constituyen, por no decir dos valores fundamentales, al menos dos imperativos que, al parecer, se encuentran en la raíz del modo de funcionamiento de nuestra sociedad: una sociedad «hipermodema» en la que todo es hiper: este prefijo vendría a designar la demasía, el exceso, el más allá de una norma o de un marco, con una connotación de constante superación, de máximo, de situación límite.

Publicado
2006-12-01
Sección
Artículos