Venezuela: el incierto camino a la dictadura

  • Rafael Pocaterra

Resumen

La madrugada del 4 de febrero de 1992, los venezolanos nos despertamos con la noticia de que un regimiento de paracaidistas intentaba asaltar el palacio presidencial de Miraflores en Caracas, mientras una brigada de artillería había tomado control de Maracaibo, la segunda ciudad del país. A media mañana, ya neutralizado el golpe, las cámaras de televisión nos presentaban al líder de la intentona el teniente coronel Chávez Frías. En un primer alarde de la capacidad comunicacional que haría el corazón de su carrera política, el militar llamó a sus compañeros a aceptar que la operación había fracasado «por ahora». En los días siguientes, mucha gente repetía en las calles la consigna, «por ahora», que sellaba la suerte de un sistema incapaz ya de reformarse y recuperar la legitimidad de que había gozado en décadas anteriores.

Publicado
2005-06-01
Sección
Artículos