EXPO 2005: ¿Sabiduría de la naturaleza o sinfonía japonesa?

  • Razón y Fe

Resumen

El 25 de marzo pasado el príncipe heredero de Japón, Naruhito, inauguró la Exposición Internacional de Aichi, que permaneceró abierta durante seis meses hasta que sea clausurada el día 25 de septiembre. La Expo se ubica en las colinas orientales de Nagoya, en el distrito de Aichi, en el centro del archipiélago nipón, 300 km. al sudoeste de Tokio. Aichi sucede a la ciudad alemana Hannover, sede de la anterior exposición en el año 2000. Participan 127 países y un considerable número de empresas locales, lo que le da un marcado sentido nacional y exportador. Los organizadores de la EXPO-05 prevén unos quince millones de visitantes, previsión muy modesta, si se la compara con la gran exposición de Osaka (1970) que alcanzó nada menos que 64 millones de visitantes. La diferencia de tamaño entre ambas ciudades explica sólo en parte la reducción de expectativas. Habrá que buscar, además, otras causas, entre las que es necesario considerar la pérdida o cambio de sentido que, en la sociedad de la información instantánea, experimentan estos eventos.

Publicado
2005-05-01
Sección
Editorial