Cristo en Miguel de Unamuno

  • Rogelio García Mateo, SJ
Palabras clave: filosofía, existencialismo, ateísmo, crisis

Resumen

El racionalismo positivista y disolvente del siglo XIX hizo mella en el estudiante de la Universidad madrileña, Miguel de Unamuno, haciéndolo incapaz para encontrar una respuesta desde la devoción cristiana, aprendida en su Bilbao natal, hasta que la crisis de marzo de 1897 le dio a conocer el vacío de su opción por lo ateo. Lo que le llevó a redescubrir el valor religioso de la existencia, pero sin incurrir en un vitalismo irracional o fideísta. Precisamente en esto consiste la originalidad de su posición, que no pocos malentienden: ni doblegarse al yugo de la lógica racionalista ni dejarse llevar ciegamente por los impulsos del corazón. Fe y razón deben enfrentarse y combatirse, porque es a través de este conflicto como se llega a una profunda reconciliación de ambas, que hallan en el misterio de Cristo, “verdadero Dios y verdadero hombre”, su paradigma de mediación.

Biografía del autor/a

Rogelio García Mateo, SJ

Profesor jubilado de la Universidad Gregoriana

Publicado
2022-01-03