La actualidad de Francisco Javier en su quinto aniversario

  • Carlos Núñez

Resumen

En el 2006 estamos celebrando el quinto centenario de un santo popular en las iglesias de todo el mundo católico. Se le tiene devoción, se le reza la novena de la Gracia, se da su nombre a muchos niños en la pila bautismal. Como patrono de las misiones, él sigue inspirándolas. Como santo querido por los pobres, no es difícil ver en él un modelo del creyente que se entrega a los demás, por amor a Cristo, sin hacer diferencias de raza, clase o condición. Un cristiano que se preocupa de la salvación (salud anímica y corporal) de su prójimo. Alguien para quien la propagación de la fe va unida a la defensa de la justicia que brota del Evangelio. Un creyente capaz de comunicar efectivamente a otros lo que hace y por qué lo hace, hasta implicarles —aunque sea desde lejos— en su misión.

Publicado
2006-12-01
Sección
Artículos